15 TÁCTICAS PARA ENSEÑAR A LOS NIÑOS





Por: Dorothy Rieke
Revista: "Kids' Ministry Ideas", 2008
En muchos casos, enseñar a los niños es una responsabilidad maravillosa y una de las que más aceptan las personas voluntariamente. Ellas ven los beneficios de largo alcance al instruir a los niños con las Escrituras e influenciarlas para Cristo.
Para quienes enseñan a los niños, el éxito o el fracaso dependen de la preparación, del interés de los alumnos y de la presentación de materiales. El líder/maestro de jóvenes o niños de éxito, utiliza muchos métodos instructivos para dar a los niños las mejores oportunidades posibles para aprender lecciones de la Biblia y aplicarlas a la vida diaria.
Las siguientes ideas no solamente ayudarán a conllevar el conocimiento bíblico a los niños, sino también aumentará el interés y la participación, con el fin de que ellos lleguen a ser cristianos ávidos con el conocimiento de seguir los caminos de Jesús.
1.    Esté disponible antes y después de clases. Si es posible, esté en su salón temprano a fin de poner el toque final en su presentación, organice sus visuales e inspecciónelas con alguien que llega temprano. Esté allí para los niños y listo para apoyarlos.
2.    Utilice carteles de anuncios. Estos dispositivos prácticos son buenos para presentar lecciones, reforzar el aprendizaje, exhibir proyectos especiales terminados de los alumnos y hacer publicidad de la Escuela Cristiana de Vacaciones y otros eventos.
3.    Busque materiales para complementar las lecciones bíblicas. Concéntrese en los visuales para combinar, realzar e interesar.
4.    Prepare hojas sueltas (separatas) para cada lección o programa de la semana. Haga el aprendizaje divertido con crucigramas, laberintos y juegos que enfaticen y refuercen los conceptos.
5.    Dramatice las historias bíblicas. Los alumnos a menudo recordarán las historias si ellos se involucran en las actividades.
6.    Sea un líder/maestro amable. Trate a todos por igual. Algunos niños no pueden ser "atractivos". Algunos necesitan amor, atención e interés. La paciencia es otra virtud valorada en los líderes de niños.
7.    Estudie y prepare la lección perfectamente, siempre sumando ilustraciones o historias para ilustrar las verdades bíblicas. Ponga expresión en su presentación.
8.    Anime a los niños a dar sus opiniones y haga preguntas. Esto los anima a involucrarse. Con paciencia, escuchen cuidadosamente.
9.    Utilice la Biblia o libro de historias bíblicas para referencia. Si los niños pueden leer, pida que ellos busquen los pasajes de las Escrituras y lo lean. Estudie los mapas de la Tierra Santa y los diagramas del Templo.
10.    Haga juegos tales como el béisbol bíblico. Seleccione los equipos. Los niños, levantan el bate (palo), y responder preguntas para entrar en sus bases. El lanzador hace las preguntas. El receptor responde las preguntas que no han sido respondidas correctamente por el bateador. La carrera es completada cuando el que levanta el bate responde tres preguntas consecutivas.
11.    Planifique excursiones con los niños y los padres. Comer y jugar en un parque cercano contribuye a sumar interés y establece vínculos.
12.    Planifique proyectos de "buenas obras". Cuando se trabaja para una meta común el grupo se unifica. Empaqueten galletas para llevar a los reclusos. Recojan las malezas de los jardines que rodean la Iglesia, o ayude con las hojas de asistencia de la Iglesia. Estas actividades y otras, construyen responsabilidad.
13.    Planifique un día para los padres, para que ellos visiten el salón de clase, escuchen el programa y el estudio de la lección con sus hijos.
14.    Anime a los niños a que traigan visitas a la clase. El niño que trae una visita recibe un certificado diciendo que trajo una visita; la visita también recibe un certificado registrando su asistencia. Decore los certificados con stickers de colores.
15.    Proyéctese sobre los intereses de los niños e involúcrelos. Por ejemplo, programe una noche de películas con popcorn y jugos. Los niños más pequeños pueden hacer sus propios vehículos de cajas de cartón para asistir a la reunión y ser servidos en sus propios vehículos. También pueden planificar la fiesta de la pizza y los niños pueden servir a sus padres y otros.

Deje su éxito a Dios
Enseñar a los niños es una experiencia maravillosa, a pesar de que puede estar llena de dificultades y decepciones. El maestro de éxito es capaz de mirar más allá de esos eventos desalentadores e intentar de nuevo, porque nadie puede estar seguro de lo que acontecerá en el futuro. Los éxitos a corto plazo son animadores, pero algunos éxitos en la enseñanza de los niños no pueden ser evidentes por años. Tenga fe y recuerde que usted está trabajando con Dios. ¡Que gran alegría es trabajar para Dios!

Disfruta de todo el contenido en:
     
Aportes, consultas, sugerencias o pedidos: contactosegos@gmail.com

Categories: ,

One Response so far.

  1. Pathy says:

    Gracias por sus consejos me dan mucha fuerza y animo para seguir en el trabajo con los niños, gracias a Dios por estos blogs q nos ayudan hacer mas facil el trabajo con los niños, a dar lo mejor de nosotros por q los niños valen la pena y Dios los bendecira muchisisisimo mas no me cabe la menor duda..... Bendiciones!!!!

Leave a Reply